Artistic Revolution is Always Better

miércoles, 18 de agosto de 2010

La chica del jardín


















No tan estimados Pájaros del Mal;
en estos últimos días de verano los he encontrado visitando, mucho, mi jardín. Primero pensé que era por cosa de costumbre. Un tipo de celebración: en invierno viene la familia a celebrar navidad y en verano vienen ustedes, los Pájaros del Mal.
Me he percatado de que en todo el verano no he probado ni una sola vez la famosa mermelada, ya tradicional, de durazno que se come todos los veranos aquí en casa, ni tampoco el buen dulce de higo de todo los años. Qué raro, pues en estas fechas, los árboles del jardín nos regalan estos ricos frutos.
<<¡Oh! -pensé- pues si no he hecho en todo este tiempo ni mermelada ni dulce. A eso se debe.>> Así que decidí ponerme a la tarea de ir a recolectar frutas al jardín. ¿Y con qué me encuentro? Me encuentro con la grande y no tan grata sorpresa de que ¡todas las frutas están inservibles y ustedes tienen el pico clavado en ellas! Por supuesto, cuando me ven, todos salen volando. Les dan la mano y se agarran del pie: les doy alpiste y se comen la fruta.
Claro que, este año, no habrá (hubo) mermelada ni dulce.
Pájaros del Mal: que tengan alas no los hace libres de comerse mis duraznos, mis higos y mis floripondios.

Sinceramente, la chica del jardín.

No hay comentarios: